Presentación del libro

martes, 6 de diciembre de 2011

Amantes


En tu cuerpo me pierdo en sus arenas,
y en sueños de pecado me calcino;
espejismo de un oasis y alucino,
beberte hasta saciar mi sed de penas.

Por amarte he sufrido mil condenas,
pero sigo tus huellas, mi destino;
imposible alejarme del camino
que me atrajo con cantos de sirenas.

Sos luz en las estrellas de mi noche,
y perfumas con tus labios a mi alma
con la dulce fragancia de tus besos.

Si escuchas de la angustia algún reproche,
comprende que el dolor no tiene calma.
En un mundo de amantes no habrá ilesos.



2 comentarios:

  1. porque nos amaremos mientras quede un restigio de vida y un suspiro de un "te quiero"

    ResponderEliminar