Presentación del libro

martes, 1 de marzo de 2011

Nave nodriza

En las nueve lunas
buceó en el azul,
era un astronauta
y el cielo eras tú.
Pero lo expulsaste
a un mundo imperfecto,
y sin alas , llorando,
conoció la luz.
Hoy recorre el tiempo
manchado de grises,
balbuceando estrofas
que cantabas tú.





3 comentarios:

  1. Zhely: Que triste y desolado...

    ResponderEliminar
  2. Qué tierno, poeta, ese amor paternal...Es bello y dulce este poema...

    ResponderEliminar