Presentación del libro

martes, 26 de julio de 2011

Pentagrama

Conservo en amarillo pentagrama
de tu alma los acordes melodiosos,
pero suenan quejidos angustiosos
si en música transformo el cardiograma.

No quiero convertir en melodrama
los que fueron amores pretenciosos,
que en la lucha no han sido victoriosos
escribiendo con sangre su epigrama.

Y pretendo olvidar nuestro futuro,
que en noches de pasión hemos soñado,
desandando el camino trascurrido.

Pero en acto inconciente de perjuro,
pretendo mentirle a lo engañado,
intentando cambiar lo recorrido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada